La peligrosidad del amianto

¿Qué es el amianto?

El amianto (o asbesto) es un mineral de gran durabilidad y de reducido coste. Se encuentra de forma natural en formaciones rocosas alrededor del mundo.

Los principales productores y exportadores de amianto son Rusia, Canadá, Australia y Sudáfrica. Está formado por un conjunto de haces de fibras minerales sólidamente unidas muy resistentes al calor, abrasión y tracción. Estas características han hecho que sea un material ampliamente utilizado en productos de gran consumo, en la industria y en la construcción.

¿Para qué se usa?

Actualmente el uso del amianto está prohibido en la mayoría de los países industrializados, pero aún se utiliza en algunos países en vías de desarrollo. Aunque en muchos países como el nuestro esté prohibido, aún muchos edificios y elementos industriales construidos contienen amianto.

Se ha  utilizado como material de aislamiento térmico y acústico, en aislamiento y acabado de fachadas, mantas y tejidos aislantes, tabiques ligeros o tejados. Por su resistencia a la fricción se ha empleado en pavimentos de vinilo, masillas y sellantes, pinturas impermeabilizantes, pastillas y zapatas de frenos, así como en productos de fibrocemento como persianas, tuberías y algunos elementos de jardinería y decoración.

¿Qué efectos puede tener sobre la salud?

Las principales enfermedades asociadas a la exposición al amianto son: mesoteliomas, cáncer de pulmón y asbestosis. El riesgo de que se presente una enfermedad asociada al amianto está relacionado con: la concentración de las fibras presentes en el aire, la duración de la exposición, la frecuencia de exposición, el tamaño de las fibras inhaladas y el tiempo transcurrido desde la exposición inicial.

Por todo lo explicado anteriormente, el amianto o asbesto, comercializado en España bajo la marca de Uralita, se prohibió su uso en 1999 y la Comunidad Europea dio de margen hasta 2005 para que todos los países pusieran al día la legislación.

Una de nuestras labores es el desamiantado, por ello estamos inscritos en el RERA y disponemos de un equipo de 10 trabajadores y  un módulo de descontaminación. Realizamos desde el desmontaje de cubiertas de fibrocemento, depósitos, tuberías y canalizaciones, muestreos personales y ambientales de fibras de amianto en el aire, así como la gestión posterior de este residuo.

Paralelamente, realizamos planes de trabajo específicos con riesgo de contaminación por amianto para cada obra, presentándolos a las autoridades competentes. Si tienes alguna duda, consúltanos

© ADALMO · Teléfono (+34) 971 60 64 70 · Fax (+34) 971 60 64 14 · info@adalmo.com